Seleccionar página

Executive Excellence, abril 2018.

Durante muchos años hemos valorado los estudios STEM (science, technology, engineering and mathematics) por encima del resto, al ser el camino para solucionar nuestros problemas, pero quizás sea posible alcanzar un punto de equilibrio donde las capacidades técnicas sean consideradas como críticas, pero se valoren las artes como lo que completa el alma. Es cada vez más necesario acercarnos a ese concepto de mindfulness que se encuentra entre lo filosófico y lo espiritual. Igual que necesitamos hacer ejercicio y comer de forma saludable para estar bien físicamente, la mente y el espíritu también necesitan estar sanos. Es fundamental el aprendizaje continuo y pararnos a reflexionar a través del método que mejor se adapte a nuestras necesidades (yoga, meditación, etc.). En definitiva, cualquier actividad que durante un rato elimine el ruido de fondo y nos permita mantener nuestra humanidad.

 

Leer la noticia completa