Seleccionar página

Cincodias.com. 28-7-2020.

Las entidades llenaron la hucha de Lagarde tras la última TLTRO; sacan la liquidez para conceder préstamos, aunque con menor intensidad. La megainyección de liquidez del BCE en la subasta teledirigida para dar créditos (TLTRO) del pasado 18 de junio, por 1,3 billones de euros, ha tenido efectos inmediatos en el balance de la institución. El dinero de la facilidad de depósito, la suerte de hucha del BCE en la que las entidades financieras depositan su exceso de liquidez se disparó desde los 242.000 millones de euros previos a la subasta a los casi 460.000 millones –récord de 2020–, el 10 de julio, después de que la banca recibiera el dinero. Pero en los últimos 10 días hábiles han decidido sacar el dinero y ponerlo a trabajar. Han retirado 170.000 millones: los últimos datos, a 24 de julio, revelan que las entidades tienen depositados 289.814 millones en el BCE.

 

Leer noticia completa