Seleccionar página

Editorial de Expansión en La Llave. 2-11.

Todos los bancos españoles están repensando su política comercial. Tres años de tipos de interés negativos a las espaldas, más los que quedan, les han obligado a hacer cambios significativos. En general, su estrategia pasa por mimar todo lo posible a los clientes más rentables, aquellos que tienen un número mínimo de productos contratados con la entidad, incluida la nómina o pensión de jubilación. Y redirigir el resto a las cuentas de los bancos digitales, algunas de las cuales no sólo están exentas de comisiones sino que incluso dan un poco de rentabilidad. A futuro, lo que parece claro es que la banca va a empezar a cobrar por muchos servicios que hasta ahora daba gratis, algo a lo que se ha resistido mucho tiempo. El primer paso lo dio hace tres años, cuando comenzó a cobrar a quienes usaban sus cajeros sin ser clientes. La banca española es la que ofrece un mayor número de servicios gratis de toda Europa.

 

Leer noticia completa