Seleccionar página

Por Miguel Jiménez, Director de Cinco Días.CINCO DÍAS. “42 ANIVERSARIO”. 16-7-2020.

Las compañías han dado lo mejor de sí mismas para paliar los efectos de la crisis sanitaria.Como dice en este mismo número la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, no solo ha llegado el momento de reactivar el país, sino que hace falta un plan de impulso y relanzamiento para recuperar la senda de crecimiento, dar respuesta a los desequilibrios que se han agravado con la crisis y hacer frente a retos como la transición ecológica, la digitalización, la formación o el cambio demográfico. El gobernador del Banco de España ha insistido de forma reiterada en los últimos meses en que hacen falta consensos, reformas y planes a largo plazo para que la economía crezca, se cree empleo, el peso de la deuda baje y las cuentas públicas sean sostenibles. La mayoría de los países de nuestro entorno han tomado algunas medidas similares para hacer frente a la crisis a corto plazo de modo que la destrucción de tejido productivo sea la menor posible. Proteger a las empresas y a los autónomos es en este momento la mejor manera de proteger a los trabajadores y a sus familias. Sistemas de suspensión temporal de los empleos como los ERTE y medidas para facilitar la liquidez como los avales del ICO han sido acertadas y hay que tener cuidado en no retirarlas demasiado pronto. Pero hacen falta medidas a medio y largo plazo, como facilitar la flexibilidad, no revertir las reformas que funcionan, no malgastar el dinero público, fijar una fiscalidad que prime el crecimiento, afrontar la transición energética, ayudar a las empresas a internacionalizarse, a ganar dimensión y a digitalizarse.