Seleccionar página

Editorial de Expansión 25-6-2020.

Será muy difícil que nuestro país pueda recuperarse rápidamente de la depresión inédita provocada por la emergencia sanitaria si la salida de la misma está impulsada únicamente por el sector público, como pretende el Gobierno socialcomunista y sus aliados parlamentarios, se orilla a la iniciativa privada y se les impone a las empresas un fuerte hachazo fiscal para financiar el desproporcionado aumento previsto del gasto público. La modernización de nuestra estructura productiva reclamada por el Rey debe venir obligatoriamente de la mano de las empresas para que tenga posibilidades de éxito. Felipe VI también reconoció el papel fundamental de las empresas durante la crisis sanitaria y subrayó su “constante esfuerzo y desvelo” reconocido por toda la sociedad española. Un contundente espaldarazo a los empresarios después de los injustos ataques y sospechas vertidos por miembros del Ejecutivo de PSOE y Podemos en los últimos meses.

 

Leer la noticia completa