Seleccionar página

Ex.16-5-2020.

Es el primer banco que alerta de mayores riesgos fiscales como consecuencia de la crisis del coronavirus. La entidad ha avisado esta semana del impacto negativo que este escenario tendría en su negocio en un folleto dirigido a inversores remitido al supervisor del mercado estadounidense (SEC). “En particular, el Gobierno español anunció en 2019 medidas impositivas específicas que pueden incluir una tasa mínima del 18% [en el impuesto de Sociedades para la banco] y limitaciones a la exención de dividendos. Si estas medidas se aprueban finalmente, afectarían a Banco Santander y al grupo”, indica el folleto. “Además, no se puede descartar que, como parte de los esfuerzos del Gobierno español para abordar la situación del Covid-19, estas medidas impositivas u otras nuevas se introduzcan en 2020 para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia”, concluye. También BBVA, que próximamente podría hacer pública la actualización anual del folleto continuado, se ha posicionado en esta línea. “En febrero de 2020 se ha anunciado un impuesto a las transacciones financieras en España que se basa en parte en la propuesta de la Comisión Europea (…) Cualquier gravamen o impuesto sobre las actividades del banco podría tener un efecto material adverso en el negocio y los resultados”, señaló a principios de marzo, en la última información sobre riesgos remitida a la SEC. “Es necesario calibrar los efectos de un impuesto especial a la banca”, avisó Carlos Torres, presidente de BBVA, al dar a conocer las últimas cuentas anuales.

 

Leer noticia completa