Seleccionar página

Ex.13-7-21.

El Grupo Cooperativo Cajamar limpia su balance con la mayor venta de activos tóxicos de su historia. La entidad anunció ayer que se ha deshecho de una cartera inmobiliaria compuesta por 6.000 activos inmobiliarios con un valor nominal total de cerca de 500 millones de euros a una filial del fondo Cerberus. La transacción de esta cartera, bautizada como ‘proyecto Jaguar’, está sujeta a las necesarias aprobaciones corporativas y regulatorias y se espera que se cierre a finales de este ejercicio. El banco no desveló el precio de la operación, que suele hacerse con fuertes descuentos. Se trata de una cartera integrada por 6.000 activos residenciales, locales comerciales, oficinas y suelo, principalmente localizados en Andalucía, la Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares y la Región de Murcia. Cajamar subrayó que la operación es su mayor transacción de activos improductivos del mercado español desde el inicio de la pandemia, que frenó la limpieza de balances que el sector había activado de forma intensa en los años anteriores.

 

Leer la noticia completa