Seleccionar página

ABC 14-5.

“Queremos crecer en España y no descartamos las compras”. El banco suizo Julius Baer aterrizó en España en 2013, aprovechando la retirada de Merrill Lynch, a quien compró el negocio. Ha logrado con éxito hacerse un hueco entre las grandes fortunas españolas. Al timón del banco está Carolina Martínez, abogada con más de 20 años de experiencia y una pasión por lo que ella llama “mimar” a los clientes. Tras cuatro años de consolidación, el banco suizo pasa ahora al ataque y espera duplicar sus activos bajo gestión en los próximos años.

P. ¿Ha notado un cambio en el patrón de los clientes por la crisis? Sí, sin duda. De hecho, nuestra competencia ya no son los otros banco privados, sino la banca universal . Hay muchos clientes mal catalogados. Patrimonios importantes que, simplemente por la capilaridad de la banca comercial, no se han acercado nunca a un banco privado. Aunque su perfil sea de banca privada, porque tiene una problemática familiar, empresarial o del tipo que sea, y necesita un asesoramiento profesional…al final trabaja con el banco de la esquina, el de toda la vida, donde le colocan la mitad de su cartera en producto propio y la otra mitad en el “producto del mes”, pero donde realmente no mitran lo que él necesita. En banca privada se trabaja de forma diferente. Según lo que le conviene al cliente, se va cogiendo de aquí o de allá. Es un traje a medida.