Seleccionar página

Por José Manuel Casado, socio 2.C Consulting.

¿Cómo hacer que la gestión “por” talento (GPT) –que no “del” talento– alcance un efecto multiplicador en los resultados al poner a la personas en primer lugar de la estrategia y en la toma de sus decisiones empresariales? Executive Excellence, 16-4-21.

Si solo hay dos drivers verdaderamente importantes para las compañías: los resultados financieros y las personas, ¿estamos dedicando al menos el mismo tiempo, esfuerzo y atención a la gestión de personas que al capital financiero? La tecnología permite a RR.HH. generar valor y ganar en eficiencia al digitalizar proactivamente todo lo transaccional.

CONCLUSIONES PARA UNA TRANSFORMACIÓN REAL DE ESTA DENOSTADA FUNCIÓN: para ser una organización GPT, debe situar a las personas en el lugar más importante de sus decisiones y:

  1. Basar su estrategia en las capacidades de sus talentos.
  2. Identificar y entender quiénes son los verdaderos creadores de valor superior en su empresa.
  3. Elevar la función al máximo rango directivo.
  4. Incorporar en su compañía aquella tecnología de RR.HH. que dé soporte y acabe con todas las tareas transaccionales y facilite la auténtica transformación del área.