Seleccionar página

Por R. Lander. Ex.15-9-21.

Tímida cesión de Sabadell un día antes de que comience el periodo legal de negociación de un mes del ERE, que concluirá a mediados de octubre.El banco propuso ayer a los sindicatos recolocar a 60 de las 1.936 personas afectadas en su filial Business Services for Operational Support (BSOS).Los sindicatos quieren que el banco vaya más lejos y que priorice las bajas incentivadas y las prejubilaciones para minimizar los despidos forzosos.El banco cuenta con unos 2.000 empleados de más de 55 años, según CCOO. Basándose en estos números piden un programa exclusivo de prejubilaciones como el que cerró en noviembre pasado y que contemplaba 1.800 salidas.De las 1.936 personas que se verán afectadas por el ERE, 1.639 trabajadores procederán de la red de oficinas o realizan tareas de servicing; otras 35 personas procederán de las direcciones territoriales y 262 más, de centros corporativos.La entidad todavía no ha comunicado cuáles serán las condiciones económicas de las salidas.Según fuentes cercanas al proceso, el banco ha trasladado a los representantes de la plantilla que está dispuesto a estudiar fórmulas que reduzcan el perímetro de este despido colectivo, que afectará a un 12,8% de la plantilla de Sabadell en España. Sabadell se ha comprometido a que el número de bajas de menores de 56 años sean testimonial por las dificultades de este colectivo para reincorporarse al mercado laboral. El ERE contempla el cierre de 320 sucursales, casi el 20% de la red comercial de Sabadell en España. De esa cifra, 105 cierres ya se han materializado –se clausuraron 104 oficinas en julio y otra en febrero–, mientras que las 215 restantes echarán la persiana en octubre. La dirección del banco planea especializar 176 oficinas en tareas administrativas. La intención es que las oficinas tradicionales puedan estar centradas lo más posible en la contratación de productos y en el asesoramiento. Sabadell justifica este despido colectivo por causas económicas. El banco señala que la caída de la actividad en las sucursales se ha desplomado casi un 70% desde 2017. También esgrime el avance de la digitalización. La entidad, según sus datos, tiene un 19% más de clientes activos digitales que hace cuatro años. Actualmente cuenta con 3,1 millones de usuarios de este tipo. La rentabilidad del negocio es del 3% y está muy lejos de cubrir el coste de capital, que ronda el 9%, según la entidad. El banco considera imprescindible, según su consejero delegado, recortar los gastos totales en 100 millones de euros de aquí a 2023 para cumplir con su plan estratégico. Las salidas por este ERE se ejecutarán probablemente el próximo año. El banco costeará esta reestructuración con las plusvalías conseguidas con la venta de una cartera de bonos por valor de 3.735 millones de euros realizada en mayo. 1.800 prejubilaciones: Se trata del segundo ERE que acomete Sabadell en sus más de 100 años de historia. La cotización de Sabadell bajó ayer un 0,83%. El banco argumenta que la actividad de las sucursales ha caído un 70% desde 2017. El personal adscrito a la red comercial concentrará el 85% de las salidas de este despido colectivo. SABADELL EXCLUYE DEL ERE A EMPLEADOS DE 50 A 55 AÑOS por R. Sampedro. Ex.17-9-21. El ajuste tampoco afectará a los mayores de 63 años. Los sindicatos avisan de que las salidas forzosas pueden ser mayores de las previstas. Sabadell fija como criterio para cubrir el ERE la valoración de desempeño de los tres últimos años. El banco quiere mejorar su rentabilidad del 3%, lejos de cubrir el coste de capital.

 

Leer noticia completa