Seleccionar página

Por R. Sampedro. Ex. 21-10-21.

Unicaja concretó ayer las condiciones económicas para el ajuste de 1.503 empleos (el 15% de la plantilla) por la fusión con Liberbank. En la reunión de ayer con los sindicatos, la dirección del banco planteó prejubilaciones desde los 57 años con hasta el 52% del sueldo fijo bruto y ofreció una indemnización de 26 días por año a los menores de 50 años que decidan acogerse de forma voluntaria al Expediente de Regulación de Empleo (ERE). El ajuste de plantilla se concentrará en la red de oficinas, con la salida de 1.005 empleados. La reducción de los restantes 508 puestos se aplicará sobre servicios centrales. El banco ya planteó al inicio de las negociaciones recortar 395 sucursales, que equivale al 27% de las casi 1.500 oficinas que suman Unicaja y Liberbank tras su integración legal a finales de julio. Unicaja excluirá del ajuste de empleo a unos 3.000 empleados de entre 50 y 56 años, según estimaciones de los sindicatos, y también a quienes hayan pactado una excedencia voluntaria con cada una de las entidades. Para el colectivo de entre 59 y 63 años, la entidad plantea prejubilaciones con el 52% del sueldo y un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, cuando podrían acceder a la jubilación anticipada. Para la plantilla de 57 y 58 años, ofrece un pago fraccionado del 50% del salario bruto y convenio especial. La entidad exige una antigüedad mínima de 15 años.A los menores de 50 años que decidan acogerse de forma voluntaria al ERE plantea una indemnización de 26 días por año, con un tope de 18 mensualidades. Y a la plantilla de 63 o más años ofrece indemnizaciones de 20 días por año trabajado. Los sindicatos rechazaron estas condiciones económicas y advirtieron de que más de 1.300 despidos serían forzosos y se concentrarían en el colectivo de empleados de menos de 50 años. La dirección de Unicaja se ha comprometido a lanzar un plan de recolocación de los afectados por el ERE que quieran seguir trabajando.

 

Leer noticia completa