Seleccionar página

Abc.es. 2-7-2020. Un aviso a navegantes – realizado en un encuentro del Consejo General de Economistas – para que las ayudas públicas, especialmente las que vienen de Europa, no se queden a mitad camino.

En este sentido, el BCE anunció hace semanas que su programa total ascendería a más de 1,3 billones de euros. Una cantidad nada desdeñable. Por ello De Cos alabó las decisiones llevadas a cabo recordando que “la respuesta ha sido más enérgica que en la crisis de 2008”. En España, el gobernador reclamó al Gobierno que no retire de manera prematura los estímulos públicos. Lleva semanas manteniendo este discurso e, incluso, llamando a que se pongan sobre la mesa más ayudas para evitar que la economía decaiga más de lo que ya lo ha hecho. En el primer trimestre el desplome ya fue del 5,2%, según el INE. “Hay que seguir apoyando la economía”, dijo, para acto seguido continuar con que debe dotarse a las empresas de la flexibilidad laboral necesaria para acometer los ajustes derivados del Covid-19. Más allá de ello, este incidió en la necesidad de atajar el déficit y la deuda públicos cuando la recuperación ya sea vigorosa para evitar que las cuentas del Estado devengan en insostenibles. Y aprovechó la ocasión para ahondar en un problema estructural de la economía española: la dualidad del mercado laboral. Un dardo a la clase política por haber ignorado esta situación. De hecho, el 77,2% de los asalariados que han perdido su empleo en esta crisis eran temporales. No encontramos enlace.