Seleccionar página

Por E. del Pozo. Ex.21-1-22.

Tras superar varios escollos, el Ministerio de Defensa ya ha resuelto el impás abierto en su cobertura de seguros. Catalana Occidente se ha hecho con la póliza de vida y accidentes de las Fuerzas Armadas, al imponerse a VidaCaixa, filial de CaixaBank, y después de que Mapfre quedara apartada de esta puja. Antes de salir vencedora, Catalana Occidente ha tenido que argumentar en el Ministerio la solidez de su oferta, según la documentación de este proceso. El Ejército ha pagado 5,47 millones de euros a Catalana Occidente, un precio un 11,7% inferior a la oferta de 6,19 millones de VidaCaixa, la mayor aseguradora del mercado español, especializada en el ramo de vida. Tras analizar ambas ofertas, esta diferencia llevó a Defensa a concluir que la de Catalana estaba “incursa en baja desproporcionada o anormalmente baja”, por lo que solicitó “justificación” de estos términos, tal como articula la legislación de contratos del sector público. La aseguradora alegó su experiencia acumulada en riesgos similares”, lo que le permite “un mayor ajuste de los gastos de gestión”, entre otras cosas.

 

Leer noticia completa