Seleccionar página

Por Ana Muñoz Vita. Cincodias.com. 20-3-2020.

La reunionitis, organizar un número excesivo de reuniones, es el principal riesgo del teletrabajo en este tipo de circunstancias, según el vicepresidente de la consultora BTS, André Ribeiro. “La distancia hace que la gente quiera estar mucho más metida en llamadas y conferencias constantes, lo que deja muy poco espacio para sacar trabajo adelante”, critica. Para paliar esto, el experto sugiere organizar encuentros muy breves al principio del día para que cada integrante del equipo pueda comentar en qué punto del proyecto se encuentra, y si precisa de la ayuda de algún colaborador. Cuando se necesita tener reuniones más extensas, lo recomendable es fijar una horquilla que sea apropiada para todos los miembros del grupo de trabajo. Planificar el tiempo de reunión y el de trabajo para que se ajuste a las necesidades de todo el equipo es lo que la directora general de la consultora BICG, Alejandra Martínez, denomina ventanas de coincidencia. “Consiste en establecer unas franjas en las que las personas estén disponibles para llamadas y dedicar las horas anteriores y posteriores a un trabajo más individual”, puntualiza. Arroyo sugiere emplazar estos encuentros virtuales al principio o al final de la mañana o de la tarde para que interrumpan lo mínimo posible el desarrollo del resto de tareas.

 

Leer noticia completa