Seleccionar página

Por Francisco R. Checa (Bruselas). Ex.1-4-21.

La UE entra hoy en el mes decisivo para la presentación de los planes de recuperación de la crisis del Covid-19 que los 27 Estados miembros deberán entregar antes del 30 de abril para poder acceder al maná de dinero europeo. España se había marcado el objetivo de entregar su propuesta antes de que acabara marzo y ser así uno de los primeros países en hacerlo. Sin embargo, la negociación con la Comisión sobre las reformas estructurales y los detalles de los elementos que debe incluir el plan sigue retrasando la entrega. Tal y como se esperaba, uno de los principales obstáculos es la esperada reforma laboral, una de las grandes peticiones de la Comisión al Gobierno de Sánchez. Esta reforma es una de las grandes asignaturas pendientes que Bruselas marca a España año tras año en sus recomendaciones específicas. El Ejecutivo comunitario tiene claro cuáles son los objetivos primordiales que debe perseguir la reforma laboral que espera encontrar en el plan español. Por un lado, abordar con seriedad la dualidad del mercado laboral y por otro atajar el alto nivel de desempleo juvenil en nuestro país, el mayor de la UE con una tasa que supera el 40%. Así lo remarcó ayer el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis que pidió “ambición” a España en la reforma, en declaraciones a El País.

 

Leer la noticia completa