Seleccionar página

Por  Mamen Ponce de León. Ex.7-3-22.

La ratio de solvencia de Línea Directa ha pasado del 213% al 186% en un solo año. La aseguradora ha reducido 27 puntos porcentuales el colchón de capital exigido por la regulación europea para responder ante posibles problemas financieros. Un deterioro que cabe atribuir, sobre todo, al afán de la entidad por retribuir al accionista. La compañía anunció que estaba dispuesta a seguir esta estrategia y así ha sido. Línea Directa ha optado por utilizar el exceso de recursos en favor del pago de dividendo en el año del salto al parqué. Tras un 2020 dominado por la prudencia por el Covid en el que evitó hacer distribuciones, la aseguradora ha disparado en 2021 la rentabilidad al accionista. En esta partida se incluyen los tres dividendos repartidos durante el año pasado (efectivos el 7 de julio, el 7 de octubre y el 23 de diciembre, por importe agregado de 77,7 millones de euros) y otro complementario que se ha acordado proponer a la junta general (por valor de 21,5 millones, con fecha de pago en marzo de 2022). Los cuatro, con cargo a beneficios.

 

Leer noticia completa