Seleccionar página

Por R. Sampedro. Ex.3-9-21.

Sabadell concretó ayer el impacto del segundo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de su historia. La entidad planteó en la primera reunión con los sindicatos un ajuste de hasta 1.900 empleados, el equivalente al 12,6% de su plantilla actual en España. Esta cifra está dentro de la horquilla que se barajaba de entre 1.500 y 2.000 trabajadores. Como suele ser habitual en este tipo de negociaciones es previsible que se rebaje el ajuste planteado en el inicio. Sabadell pactó en 2020 un plan de prejubilaciones para 1.800 empleados que se ejecutó en el primer trimestre de este ejercicio, con lo que en menos de dos años habrá reducido la plantilla en más del 20%, unos 3.500 trabajadores. La dirección del banco esgrime como razones económicas para presentar un ERE la exigencia de elevar la rentabilidad sobre recursos propios (ROE), que se sitúa en el entorno del 3%, lejos de cubrir el coste de capital y que estima en el 9%. Sabadell presentó en mayo su nueva hoja de ruta para seguir en solitario, en la que aspira a alcanzar una rentabilidad del 6% en 2023. El banco calcula que tiene que reducir su base de costes en unos 100 millones para alcanzar esta meta. El banco explicó además como razones económicas la caída del margen de interés, que mide el negocio bancario típico y que afecta a todo el sector financiero por la crisis, los bajos tipos y el aumento de la competencia con la digitalización. SABADELL TERMINA EL ACTUAL CICLO DE ERE BANCARIOS por Salvador Arancibia. Ex.6-9-21. El resto de los grandes bancos ya han negociado los ajustes con los sindicatos. La continua transformación del negocio bancario presagia más recortes en el futuro.

 

Leer noticia completa